Ley y Estadística

Acto administrativo: la baja de bandera

bandera-bajar

La baja de bandera es el acto administrativo por el que una embarcación se da de baja en el Registro Marítimo del país de la bandera.

El hecho de enarbolar una bandera y, por lo tanto, estar registrada en ese país, implica la sujeción de la embarcación a su legislación de Registro de embarcaciones, titulaciones náuticas, seguros, navegación, fiscalidad, etc., salvo el supuesto de que esa embarcación navegue en tránsito en las aguas jurisdiccionales de otro país donde deberá observar y cumplir la normativa de ese estado respecto a la navegación en sus aguas.

Publicidad (Página web )

Su Publicidad aquí [Página web] [Envia un E-mail]

Por otro lado, tampoco es posible tener dos banderas por lo que es requisito imprescindible para abanderar una embarcación en un país la baja previa en su bandera de origen. En la legislación española esto está regulada por el RD207/89 de 28 de Julio sobre abanderamiento y registro de buques y en el RD 638/07 de 18 de Mayo sobre competencias de las Capitanías Marítimas.

La baja de bandera puede ser solicitada por diversos motivos: desguace, siniestro, instalación fija en tierra con motivos ornamentales, exportación a un tercer país y bajas de oficio, en los cuales la Capitanía Marítima tiene conocimiento de que ese barco ya no existe.

La competencia

La competencia para autorizar la baja en las embarcaciones menores de 24 m. es de las Capitanías Marítimas excepto en el caso de las bajas por exportación a otro país en el que, y en todos los casos, los autoriza la D.G.M.M. Igualmente autorizará la D.G.M.M. en todos los casos igualmente expuestos cuando se trate de embarcaciones mayores de 24 m. de eslora.
Es decir que toda baja que no sea solicitada por motivo de exportación será tramitada en la Capitanía Marítima que solicitemos. Curiosamente si la baja es por exportación será la D.G.M.M. la encargada de realizarla, así que si alguien vende el barco por exportación tendrá que explicar al vendedor que la baja de bandera tardará un mínimo de tres semanas en recibirla.

La tramitación

La tramitación es relativamente sencilla: se deberá realizar la solicitud de baja aportando el motivo de la baja, toda la documentación de la embarcación, y justificando que la baja se ha realizado, acreditándola por todos los medios que sean posible (fotos, certificados de desguace, etc. ), y las tasas correspondientes. En los casos de baja por exportación a un país no comunitario se presentará DUA (Declaración de Aduana) por exportación. Si el barco se ha sido vendido a un ciudadano de la UE se aportara contrato de compraventa o factura de venta, y en los casos de desguace se deberá realizar por un centro autorizado para ello y que gestione los restos. ¿Conoce alguien algún centro autorizado para el tratamiento y desguace de embarcaciones de recreo? Yo no.

La solución

La solución del desguace en la mayoría de las ocasiones, no es ni fácil, ni barata. Por tanto es urgente y necesario buscar una solución para no provocar un abandono masivo de barcos que está envejeciendo a marchas forzadas, debido a que los primeros barcos de fibra, están cerca de cumplir ya los 40 años y las soluciones que se están aportando es, simplemente, cortar los barcos y separar la fibra y demás componentes para proceder a llevar la fibra a centros especiales de fibra de vidrio. La solución es costosa ya que desguazar un barco de 10 metros de eslora puede suponer un esfuerzo importante. Animo a todo armador a que lo haga, ya que cualquier otra solución no seria ni justa ni adecuada.

Efecto jurídico

El efecto jurídico de la baja de bandera es que ya no está sujeta a la legislación, española pasando a depender de la legislación del país de bandera en el caso de las exportaciones y en los demás casos simplemente desaparece como sujeto de derechos y obligaciones. Recomendamos solicitar la baja, siempre que el barco ya no reúna las condiciones mínimas de navegabilidad, de lo contrario finalmente seremos nosotros los propietarios sobre los que recaigan todas las obligaciones que su uso y tenencia conlleve. I. Goitisolo

Legislación aplicable

Real decreto 207/89 del 28 julio sobre abanderamiento y registro de buques, RD 638/07 del 18 mayo sobre las competencias de las Capitanías Marítimas.

nauticweb | norberto.moreau

Publicidad (Página web )

Su Publicidad aquí [Página web] [Envia un E-mail]

Sobre el Autor

NauticWebNews

Admin de NauticWebNEWs